Antes de empezar a cambiar el grifo y destornillar cualquier cosa, apague el suministro de agua general. Todas las operaciones de fontanería deben realizarse siempre después de haber cerrado el circuito de agua en su casa. Una vez que el suministro general de agua se ha cerrado, abrir el grifo de agua caliente y fría para drenar los circuitos.