Para que un repetidor wifi sea funcional y eficiente durante muchos años, es esencial limpiarlo regularmente. El polvo puede acumularse en los conductos de ventilación y puede hacer que el repetidor se obstruya con polvo. los diferentes puertos del dispositivo. Esto puede reducir su rendimiento o incluso dañarlo con el tiempo. Para hacer esto, no hay nada más simple. Simplemente limpie el accesorio con un paño seco y un hisopo de algodón para los lugares de difícil acceso. También puedes usar una bomba aérea.