Además de la simple escucha, los monitores de bebés incorporan cada vez más nuevas características. Encontramos funciones como: El sensor de temperatura o el termómetro para asegurar la comodidad del bebé, Disponible en formato clásico o digital, generalmente debe ser colocado de 1 a 3 metros del bebé. Para comprar un monitor de bebé multi-opción, tendrá que pagar unos 80 euros.