Es ciertamente la opción más divertida para motivar a los niños a aprender piano. Pero también es divertido para los adultos, ya que con los instrumentos pregrabados del teclado se puede tocar la flauta, el trombón o la batería simplemente con las notas del piano. Pianos digitales de alta gama generalmente tienen un rango limitado de sonidos, por ejemplo los de los grandes pianos de concierto acústicos (GrandPiano). Esto permite utilizar un sonido adaptado a cada época, uno propicio al Romanticismo, el otro al Clásico o al Barroco. Los teclados digitales, es decir, los sintetizadores o arregladores, tienen un banco de sonidos mucho más grande y pueden grabar varios cientos de sonidos e instrumentos diferentes: gaitas, orquesta latina, palmas, etc. Con la función de variación de voz, ¡haz tus entrenamientos más entretenidos! ¿Por qué no pruebas tus escalas en un sonido de guitarra, o trabajas con la mano izquierda con la voz de órgano? Mejorará su digitación y velocidad sin aburrirse.