El trabajo de oficina a menudo implica sentarse durante 6 o 7 horas al día. Y contrariamente a lo que se podría pensar, esta no es en absoluto una posición natural para nuestro cuerpo: ¡está hecho para estar de pie! Cuando se trabaja todo el día con un ordenador, no es raro que se experimente dolor de espalda: el sedentarismo es una causa directa de ello. Por supuesto, hay factores agravantes. El más conocido de ellos es la silla de la oficina. De hecho, los asientos que usa en su compañía pueden no ser cómodos. Peor aún, puede que no se adapten a las necesidades de cada uno de sus empleados. Sentarse es sin duda una de las principales causas de dolor de espalda en Francia. Sin embargo, la posición de pie no es compatible con todas las ocupaciones. Si es inevitable sentarse, es importante limitar los daños con la compra de una silla ergonómica para todos sus empleados.