El pulsioxímetro permite medir continuamente la cantidad de oxígeno que fluye por las arterias. Esto se llama saturación de hemoglobina arterial (la molécula que lleva el oxígeno a los tejidos). Cuando la hemoglobina lleva el oxígeno Se utiliza para medir la frecuencia cardíaca y el nivel de oxígeno transportado por la sangre. Ventaja: es una prueba no invasiva, ya que no requiere ninguna inyección o muestra de sangre.